PRESENTACIÓN

Hace casi ochenta años, en el lejano 1941, nuestra Facultad se hacía presente en la vida académica y cultural de la Ciudad de México con una revista dirigida por Eduardo García Máynez: Filosofía y Letras. Era trimestral, cubría áreas de conocimiento como filosofía, letras, historia y antropología. Con un formato rústico más cercano al libro, fue espacio invaluable para plumas destacadas durante 17 años y 69 números; se producía en la Ribera de San Cosme 71, en el legendario edificio Mascarones, el Aztlán de nuestra Facultad.


En el número dos, por ejemplo, Alfonso Reyes arrancaba con una reflexión sobre la escritura: “El escribir, según los diálogos platónicos, no pasa de ser una diversión. La escritura, accidente del lenguaje, pudo o no haber sido: el lenguaje existe sin ella. Pero la escritura, al dar fijeza a la fluidez del lenguaje, funda una de las bases indispensables de la verdadera civilización”. En los números siguientes y durante varios años, la revista Filosofía y Letras abordó temas muy diversos con la más completa libertad intelectual, rigor académico y elegancia estilística.


Bajo esa premisa que señalaba Reyes, con nuevos y variados alcances de la escritura, proyectamos ahora una nueva época de la revista Filosofía y Letras en formato electrónico, con impresión anual de selecciones, en donde tendrán cabida textos elaborados por toda nuestra comunidad académica. Se ha integrado un primer Comité Editorial que revisará y seleccionará las colaboraciones durante el primer periodo; ellos son: Josefina Mac Gregor, Alberto Constante, Anamari Gomís, Eduardo Casar, Sergio Ugalde, Ricardo García Arteaga, Luis E. Gómez, Mónica Quijano, Federico Saracho y Juan Carlos Cruz.


Abriremos también un espacio a la creación con la sección La experiencia literaria, que recupera la revista que fundó y ha dirigido la Dra. Eugenia Revueltas, y reviviremos en cada entrega, algún texto emblemático de aquella primera época de la revista FyL, dentro de la sección Del baúl.A diferencia de la época de aquella primera etapa de la revista Filosofía y Letras, nuestra Facultad ha crecido hasta desbordarse y se ha diversificado tanto en disciplinas como en enfoques y corrientes de pensamiento; por ello, queremos que esta nueva época de la revista FyL sea una expresión selecta de la diversidad y de la riqueza académica y cultural de nuestra comunidad. Para este número inaugural (o más bien reinicial) nos hemos planteado, dada la alta expectativa generada por el inminente proceso de cambio político en nuestro país, un tema crucial: humanidades y vida política. No menos importante es la sección de reseñas de algunos eventos llevados a cabo en nuestra casa durante el año, así como de las novedades editoriales más significativas. Además, en cada número se publicarán ensayos libres de divulgación de todas las áreas del conocimiento humanístico así como notas de investigaciones en la sección que llamamos abalorios y conjugaciones.


Estoy seguro de que esta iniciativa de difusión de la vida académica y cultural de nuestra comunidad puede reposicionar a nuestra Facultad dentro de la UNAM y en el mundo hispanoamericano en el lugar preponderante que se merece. Ojalá que su lectura sea un ejercicio alentador y placentero para un número creciente de lectores ávidos de ser parte del decurso de la historia de la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de la Nación.

Jorge Enrique Linares Salgado

Director de la Facultad de Filosofía y Letras